Página 20 - Anuario2012

Versión de HTML Básico

temporadas de incendios forestales, el cos-
to podría ser muy alto. Los gastos de las ta-
reas de extinción han totalizado consisten-
temente más de $1,000 millones al año.
Consecuencia
Las temperaturas más cálidas aumentan
la energía del sistema climático y a veces
producen lluvias más intensas.
Señales actuales de advertencia
• La precipitación anual nacional ha aumen-
tado entre 5 y 10% desde principios del Si-
glo XX, principalmente como resultado de
fuertes lluvias en algunas áreas.
• El IPCC reporta que la frecuencia de las
lluvias intensas ha aumentado los últimos
50 años, y es muy probable que el calen-
tamiento global inducido por los seres hu-
manos haya contribuido a esta tendencia.
• Según estadísticas de la NOAA, la región
del noreste tuvo su verano más húmedo
registrado en el 2006, superando el récord
anterior por más de 1 pulgada.
EFECTOS EN LA SALUD
Consecuencia
Olas de calor más frecuentes e intensas po-
drían dar como resultado más muertes por
las altas temperaturas. Esas condiciones
también podrían agravar los problemas lo-
cales de la calidad del aire, que ya afligen
a más de 80 millones de estadounidenses.
Se espera que el calentamiento global
también aumente el potencial del alcance
geográfico y la virulencia de las enfermeda-
des tropicales.
Señales actuales de advertencia
• Se calcula que en 2003, las olas de calor
extremo cobraron 35,000 vidas en Euro-
pa. Tan solo en Francia, 15,000 personas
murieron por los aumentos en las tem-
peraturas, que alcanzaron los 104 grados
Fahrenheit y se mantuvieron extremas por
dos semanas.
• Gran parte de América del Norte experi-
mentó una severa ola de calor en julio del
2006, que contribuyó a la muerte de por lo
menos 225 personas.
• Los estudios han descubierto que un au-
mento en el nivel del dióxido de carbono
estimula el crecimiento de la maleza, cuyo
polen provoca alergias y agrava el asma.
• Mosquitos portadores de enfermedades
se están propagando a medida que los
cambios en el clima les permiten sobrevi-
vir en áreas que antes les eran inhóspitas.
Los mosquitos que pueden portar virus de
fiebre del dengue antes estaban limitados
a alturas de 1,000 metros, pero reciente-
mente han aparecido a 2,200 metros en
las Montañas Andinas de Colombia. Se ha
detectado malaria en áreas de Indonesia.
CALENTAMIENTO DEL AGUA
Consecuencia
Aguas más calientes en los océanos añade
más energía a las tormentas tropicales, ha-
ciendo estas más destructivas e intensas.
Señales actuales de advertencia
• En los últimos 35 años el número de tor-
mentas categoría 4 y 5 se ha incrementa-
do junto con la temperatura del océano.
• La temporada de huracanes del 2005 fue
la más activa registrada en el Atlántico, con
un récord de 27 tormentas nombradas, de
las cuales 15 se convirtieron en huracanes.
Siete de los huracanes arreciaron hasta
convertirse en grandes tormentas, cinco
se convirtieron en huracanes categoría 4 y
un récord de cuatro alcanzaron una fuerza
de categoría 5.
• El huracán Katrina en agosto del 2005 fue
el más costoso y uno de los más mortales
en la historia de los Estados Unidos.
Consecuencia
El aumento en las temperaturas globales
acelerará el derretimiento de los glaciares
y capas de hielo y causarán deshielos tem-
pranos en ríos y lagos.
Señales actuales de advertencia
• Al ritmo de repliegue actual, todos los gla-
ciares del Parque Nacional Glacier habrán
desaparecido para el año de 2070.
• Entre enero y marzo del 2002, después
de existir por milenios, se desintegró la
sección septentrional de la plataforma de
hielo Larsen B en la Antártida, una sec-
ción más grande que el estado de Rhode
Island, desintegrándose a una velocidad
que asombró a los científicos. Desde 1995
el área de la plataforma de hielo se ha dis-
minuido un 40%.
• Según la NASA, la capa de hielo polar se
está derritiendo a un alarmante ritmo de 9%
por década. El grosor del hielo ártico ha dis-
minuido un 40% desde la década de 1960.
• El hielo marino del Ártico disminuyó a
niveles récord en septiembre del 2007,
con casi medio millón de millas cuadradas
menos que el récord anterior en septiem-
bre del 2005, según el Centro Nacional de
Datos de Nieve y Hielo. Durante las últimas
tres décadas, han desaparecido más de un
millón de millas cuadradas de hielo marino
perenne, un área del tamaño de Noruega,
Dinamarca y Suecia juntos.
• Múltiples modelos del clima indican que
el hielo marino se replegará cada vez más
a medida que la Tierra se caliente. Los cien-
shutterstock_21872302 (Dariush M. - Shutterstock.com)
shutterstock_17375227 (Stéphane Bidouze - Shutterstock.com)